domingo, febrero 25, 2024
24.2 C
San Fernando del Valle de Catamarca

Top 5 de la semana

Te puede interesar

Fue a teñirse el pelo y la detuvieron junto su peluquero por violar la cuarentena

Uno de los tantos problemas que generó la cuarentena obligatoria para evitar la propagación del coronavirus parece ser el cuidado del cabello. Pero aún sigue prohibida la atención en peluquerías.

El 14 de abril pasado a media tarde una oficial mayor de la Policía de la Ciudad pasó por la puerta de una peluquería en la calle Acoyte al 400 en el barrio de Caballito, provincia de Buenos Aires.

El agente paró en la puerta de la peluquería y le advirtió al peluquero que no podía hacer lo que estaba haciendo: le estaba acicalando la barba a un cliente al que ya le había cortado el pelo. Le dijo que debía cerrar el negocio. El peluquero asintió.

Pero un rato después el agente volvió a pasar por la puerta. Y allí seguía el peluquero fiel: le cortaba el cabello a otro cliente. El policía pasó de la advertencia inicial al acta por haber violado la cuarentena obligatoria. El peluquero la firmó, a regañadientes, pero la firmó.

Diez minutos más tarde el agente volvió a pasar y allí estaba el peluquero persistente pero esta vez con una clienta. Cuando se asomó, el agente reconoció inmediatamente la ropa que llevaba puesta la mujer que estaba tapando sus canas: era una remera color bordó que identifica a los integrantes de la Policía de la Ciudad.

Golpeó el vidrio de la peluquería para entrar ante la nueva violación de la cuarentena obligatoria. El peluquero y la mujer policía se negaron a salir. El peluquero aseguró que después de terminar de lidiar con las canas de la mujer policía, cerraba. Esta vez lo iba a hacer.

La mujer policía le hizo saber al agente que se notaba que era novato y debido a su poca experiencia no la conocía. La mujer trabajaba en la misma comisaría que el agente que la descubrió. El agente llamó a un patrullero y se acabó la discusión. Se les inició una causa judicial y tanto la mujer policía como el peliquero insistente fueron detenidos.

Ambos quedaron imputados en una causa penal porque a través de dos decretos de necesidad y urgencia (DNU) el presidente Alberto Fernández determinó que quienes violen el aislamiento serán denunciados por la comisión de los delitos previstos en los artículos 205 y 239 del Código Penal.

A ambos se les abrió una causa judicial, se los detuvo aquel 14 de abril y como no tenían antecedentes fueron liberados al otro día. A la mujer policía se le puso una consigna para que cumpliera el aislamiento al menos hasta saber qué resultado había dado el test de Covid-19 del compañero que tenía los síntomas cuando ella estaba en la peluquería.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más leidos