viernes, mayo 17, 2024
16 C
San Fernando del Valle de Catamarca

Top 5 de la semana

Te puede interesar

Foro Llao Llao: Apoyo de CEOs a Milei

Tras un discurso de marcada convicción en el salón Bustillo del Hotel Llao Llao, Javier Milei recibió una lluvia de palmadas en el hombro, abrazos y apretones de manos de un grupo de CEOs ávidos por escuchar sus definiciones. Entre las palabras que resonaron con fuerza, se destacaron la promesa de un futuro con menos impuestos y un enfoque claro en que las empresas son los verdaderos generadores de riqueza. Aunque afirmó que no habrá cambios en el rumbo económico, descartó una devaluación y mencionó que la recuperación económica necesitará un sacrificio inicial de descapitalización.

Los pocos ejecutivos que se dejaron ver tras el discurso presidencial se mostraron exultantes. “Fue impresionante”, expresó uno de ellos antes de dirigirse al almuerzo de cierre. El estricto protocolo de secretismo que rodeó esta cita anual de CEOs en Bariloche, recordada como una de las más herméticas desde su creación hace más de una década, impuso limitaciones en las declaraciones públicas. Marcos Galperin, CEO y fundador de Mercado Libre, es uno de los defensores de mantener este espacio como un encuentro “a puertas cerradas”.

“Todos se fueron contentos”, aseguró otro CEO de una empresa exportadora del sector primario. Esta percepción dominó las conversaciones posteriores al discurso de Milei, pero no sorprendió a muchos. Gran parte de los asistentes al foro, con una fuerte presencia del sector tecnológico y emprendedores, mostraron entusiasmo por el gobierno libertario.

Una mirada más detallada revela dos sectores diferenciados entre los asistentes, según relató un observador con experiencia en estos foros. Empresas con modelos de negocios globales o regionales parecen tener una mayor capacidad de resistencia ante la recesión, en comparación con aquellas más dependientes del mercado interno. Una recesión desigual.

“¿Estamos aguantando?”, se preguntó un joven emprendedor que asistió por segunda vez al foro. “Necesitamos un orden macroeconómico, solo un poco de tiempo, 3 o 7 años”, se respondió otro CEO treintañero. Este es el respaldo que la comunidad empresarial muestra hacia Milei: “Cuanto más se asemeje a Elon Musk, más cerca estará del gobierno”, opinó otro observador.

El Foro Llao Llao, interpretado por algunos como una versión más joven de la Asociación Empresaria Argentina (AEA), busca una mirada fresca hacia el futuro. Este año, además del hermetismo que rodeó los tres días a orillas del lago Nahuel Huapi, con una restricción casi total para la prensa, el encuentro empresarial intentó desligarse de las problemáticas locales para enfocarse en un horizonte más amplio, incluso en el espacio exterior. Dos de los paneles más aclamados fueron los de Federico Lauría (manager de Bizarrap, que habló sobre la Generación Z) y Emiliano Kargieman (Satellogic), quien instó a los empresarios a considerar la vida fuera de la Tierra como una forma de preservarla.

A pesar de las discusiones de alto nivel, la coyuntura local se coló en la agenda. Milei abordó temas como el dólar, los impuestos, la sanción a las empresas de medicina prepaga y hasta las elecciones de 2025. Durante su intervención, recibió varios aplausos, aunque ninguno en referencia a temas políticos.

Respecto a la sanción a las empresas de medicina prepaga, Milei defendió la medida que las obligó a retrotraer tarifas a diciembre. “Puede ser que en algún momento haya algunas correcciones vía defensa de la competencia”, comentó. También cuestionó la necesidad de un dólar más alto y enfatizó que la competitividad cambiaria deberá lograrse mediante desregulaciones y reducción de impuestos, en lugar de aumentos periódicos del tipo de cambio que podrían acelerar la inflación.

En un gesto más político, Milei aseguró que “arrasaremos en 2025”, refiriéndose a episodios como el aumento de salarios decidido por los senadores. Un ejecutivo presente observó cómo Milei imitó el gesto de Martín Lousteau al levantar la mano en una votación.

En su arenga final, el presidente instó a los empresarios a invertir y arriesgarse para “abrir las aguas”, haciendo referencia al Mar Rojo. El Gobierno comprende que necesita convencer al sector privado para reiniciar la inversión, una pieza clave para sacudir la fuerte recesión y mostrar signos de recuperación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más leidos