domingo, abril 14, 2024
16 C
San Fernando del Valle de Catamarca

Top 5 de la semana

Te puede interesar

La loca fortuna que debe Bacchiani

Edgar Adhemar Bacchiani tendría compromisos de pago (incumplidos, claro), por unos 394 millones de dólares y 73,5 mil millones de pesos, según reveló ante el juez el técnico que conocía el sistema de la empresa y manejaba sus números.

Esa súper fortuna de los 50 millones de dólares que el Pelado decía poseer y que según él alcanzaba para pagarle a todos sus acreedores, como se ve, es una suma ínfima e insuficiente para hacer frente a todo lo que debe.

Bacchiani manejaba aparentemente casi un presupuesto provincial. La Ferrari que tanta admiración despertaba, era para él como comprar caramelos. Pero ¿Cómo saldrá de este laberinto ahora?

La situación es tremenda y explica por qué tantas personas consideran que lo mejor que puede pasarle a Bacchiani es seguir preso, porque en el Penal de Miraflores está protegido.

Imagínese usted que quedó debiendo algo de la tarjeta, que se atrasó en la cuota del préstamo o no puede terminar de pagar la moto y anda intranquilo. Este hombre si llega a pisar la calle literalmente se pone en peligro.

Es alguien que recibía “inversores” directas y fortunas reunidas por poceros en toda Catamarca, en varios puntos del país y desde el exterior también. ¿Cómo pudo reunir una cifra tan asombrosa? ¿Cuántos miles de miles de millones son si se aplica el cambio a los 346 pesos que está cotizando el dólar blue?

Cuando se leen esas cifras la lógica indica que nunca podrá pagar, y por eso se habla de “reestructuraciones”, “quitas” y recortes de capital. Si a alguien le quedaba alguna esperanza de recuperar lo invertido que vaya renunciando a sus sueños.

¿Explica eso los camiones llenos de dinero en efectivo que circulaban en la pandemia y en plena restricción? ¿Marchaban esos billetes a la caja mágica multiplicadora?

Más de un desafortunado vendió el autito y lo metió en Adhemar Capital. Pero evidentemente acá se invirtieron más que autos y préstamos sacados para buscar plata fácil.

Para llegar a esas sumas en la financiera entró plata grande de verdad. ¿Se quedarán todos esperando cruzados de brazos que la justicia resuelva?

Es para el asombro. Y dos preguntas sobrevuelan la cabeza de todos: ¿dónde está todo ese dinero? y por cierto, ¿de dónde salió todo ese dinero?

Alguno puede pensar o calcular que buena parte de esa millonada estará en criptomonedas, pero sería también una mala noticia: las cripto se están yendo a pique, con Bitcoin a la cabeza.

Retrocediendo un poco… ¿cómo puede moverse semejante marea de billetes sin que los organismos de control lo sepan? Hay algunos giles a los que porque se hicieron una escapada a Punta del Este ya los persigue la DGI. ¿Y acá nadie controló nada? ¿Los controladores se contentaban con migajas? ¿O cobraban fortunas por hacer la vista gorda a las operaciones? ¿Todo se hacía en negro y por eso ahora sólo unos poquitos denuncian? ¿Era plata surgida de dónde? ¿De actividades lícitas o ilícitas?

La realidad supera a la ficción, y el final de esta historia, que ya lleva un año, es un misterio sin resolver y sin pistas de cómo puede resolverse.

El Catucho.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más leidos