jueves, mayo 30, 2024
21 C
San Fernando del Valle de Catamarca

Top 5 de la semana

Te puede interesar

Sexta provincia perdida

Chubut, Santa Cruz, San Juan, San Luis, Santa Fe y ahora Chaco. Seis provincias gobernadas por el peronismo se derrumbaron en las elecciones siendo oficialismo, y esta vez sin ningún Milei de por medio, ya que el Peluca sólo juega por la presidencia.

El peronismo, que quedó tercero en las PASO, sigue quebrando records en la peor gestión de su historia, y ahora vio caer estrepitosamente a una de sus mayores figuras, Jorge Capitanich, aquel que -aunque ahora parezca raro decirlo- en algún momento fue considerado presidenciable, cuando dejó el Chaco en piloto automático y se mudó a Buenos Aires para ser jefe de Gabinete en la Casa Rosada.

Tanta proyección tenía Capitanich, que para estas elecciones se dedicó más a recorrer el país que a hacer campaña en su provincia, a la que consideraba ya metida en un bolsillo y sin esfuerzo.

Por eso anduvo por todas partes, incluyendo Catamarca, para presentar su libro “Argentina Merece Más. La construcción de un país federal. El círculo virtuoso del desarrollo”.

Imaginándose compitiendo por la conducción del país, Coqui analizaba el contexto socioeconómico y político de la República Argentina y proponía el diseño de un país federal con vectores de desarrollo productivo “que generen crecimiento sostenido y empleos de calidad”, y para lo cual se requiere “un liderazgo surgido de la voluntad popular con una mirada puesta en el desarrollo de nuevas oportunidades”.

Incluso se molestaba por la cantidad de aspirantes al trono de Alberto, y quería marcar la diferencia al hacer una campaña con propuestas: “Muchas veces vemos el lanzamiento de múltiples candidaturas, eso es poner el carro delante del caballo. Propuse y propongo primero un plan de gobierno: debatir, analizar y generar un diagnóstico, pero no quedarnos en eso. Diagnosticar y promover medidas para resolver el problema”.

No sólo no se proyectó a ningún lado, sino que perdió su provincia, una de las provincias más peronistas de la Argentina, tanto que el nombre original de Chaco -según su primera Constitución, de 1951- era Provincia Presidente Perón (así como La Pampa era Provincia Eva Perón, por esa demagogia y propaganda abusiva que tanto fascina a los compañeros).

Como sea, la provincia Perón ya no quiere peronismo, y ahora prefiere a Juntos por el Cambio. Un eslabón más en la cadena de desgracias que va marcando el final definitivo del kirchnerismo, y que se consumará el 22 de octubre.

A partir de ahí, los peronistas podrán analizar qué pasó para que se les viniera el mundo abajo, y tal vez hacer alguna autocrítica. Porque hasta ahora no se escuchó ninguna.

El catucho.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más leidos