Femicidio de Julieta: la defensa de Castaño planteó que el homicida actuó bajo emoción violenta

El acusado por el femicidio de Julieta Herrara declaró hoy ante el fiscal Mauvecin. Se lo imputaría por "homicidio calificado por el vínculo".

El homicida confeso y único imputado por el femicidio de la joven Julieta Herrera declaró hoy ante el fiscal que instruye la causa, Miguel Mauvecin. Asesorado por el abogado Orlando Barrientos, Castaño intentó hoy atribuir su brutal ataque a una “emoción violenta”, lo que será la estrategia de defensa. El fiscal imputaría a Castaño por “homicidio calificado por el vínculo”

Estaban Castaño se presentó esta mañana ante el fiscal de Instrucción Miguel Mauvecin, para prestar declaración indagatoria en la investigación del brutal homicidio de la joven Julieta Herrera, ocurrido el lunes en Valle Viejo. Aun cuando Castaño confesó ser autor del homicidio de su ex pareja, el proceso penal demanda cumplir con los pasos establecidos en la instrucción para determinar con exactitud cómo ocurrieron los hechos, definir la imputación y cerrar una elevación a juicio sólida.

A pesar de que fue el mismo Castaño quien se presentó espontáneamente en la Comisaria de San Isidro para confesar el homicidio, en la indagatoria de hoy dijo no recordar lo que ocurrió ese día, y presentó un testimonio orientado a plantear la estrategia de que fue un acto descontrolado.

El mismo abogado Orlando Barrientos, quien asumió la defensa de Castaño, señaló que plantearán como estrategia de defensa que el no pudo dominar su razón por un estado de “emoción violenta”. Según Barrientos, su defendido no recuerda con exactitud lo que pasó. Además, el letrado intentará dejar asentada en la instrucción de la causa que su defendido “no tiene ninguna denuncia por hechos de violencia de género y que es un excelente padre de familia”.

 “Mi defendido llego al domicilio de Julieta Herrera y el observó movimientos raros en la casa, ella daba nombres de una tercera persona ajena a su familia, él le dijo que si esa persona era mejor amante que él y ella le dijo que si”, narró el abogado.

Según Barrientos, “después se eso el no recuerda nada y manifiesta que su hijo intentaba sepáralo de su madre mientas la golpeaba, Castaño la tenía agarrada del cuello a Herrera y después lleva a sus hijos a la casa de su madre, el hombre intenta reanimar a la mujer pero ella ya había muerto” dijo el abogado.

El hecho

El hecho sucedió el lunes a la mañana en una casa en Sumalao, Valle Viejo. Castaño regresó antes de su trabajo y habría intentado mantener relaciones con su pareja. Allí ambos discutieron y la ultimó con sus manos. La tomó del cuello y la desnucó.

El hijo más grande de la pareja, de 13 años, quien dormía en la misma habitación junto con los otros hermanos pequeños, se despertó por los ruidos e intentó evitar que su padre continuara violentando a su madre, pero ella ya estaba sin vida.

Sin mencionarle eso, y presuntamente mintiéndole que su mamá dormía, Castaño cargó a los tres niños en la moto y los llevó a la casa de su madre en un barrio cercano.

Le pidió a su madre que los cuidara y regresó a su vivienda, dejó la moto que era de Julieta y se dirigió caminando a la comisaría. Se entregó y contó lo que había sucedido.