El cuñado de Julio De Vido negó las acusaciones en su contra

El cuñado de Julio De Vido negó las acusaciones en su contra

Durante dos horas de indagatoria, el cuñado de De Vido se desvinculó de los hechos que lo involucran en la mafia de los contenedores “admitió conocer a algunos involucrados, a otros no, pero aún falta”, señalaron a Clarín fuentes judiciales, las que también confirmaron se pasará a un receso de 45 minutos. La declaración de Minniceli promete una larga jornada.

Claudio Minnicelli se mostró tranquilo durante la indagatoria que continuará después de un cuarto intermedio, ordenado para hablar y exponiendo sus argumentos para desligarse de los delitos de contrabando y asociación ilícita.

Luego de que lo apresaran en Chapadmalal, donde buscó camuflarse con otro nombre y en una piecita más bien modesta, Minnicelli pasó dos noches preso en la alcaldía de investigaciones de la Policía Federal de Lugano, en un calabozo común de tres metros por dos y medio. Fue visitado por su hijo y su madre y sólo comió lo que su familia le llevó. Se mostró de buen humor, charló con el personal policial, a quienes les repetía que su abogado, Luis Vila, “está leyendo la causa y vamos a ver qué hacemos”.

Minnicelli está acusado por la mafia de los contenedores

El cuñado de De Vido está acusado de contrabando agravado por el retiro de 6 contenedores que estaban retenidos en el puerto de Buenos Aires por sospechas de contrabando. La salida de los contenedores era cobrada por la banda de Minnicelli entre 70 mil y 140 mil dólares.

Con controles de salud y medicado por el cuadro de hipertensión que sufre, el Mono Minnicelli pasó estas dos noches en un calabozo común que fue readaptado para que él permanezca “aislado” en una esquina del mismo. No tiene contacto con ninguno de los demás detenidos que se encuentran allí. La alcaidía de Lugano es de detención transitoria. Hoy se podría definir a qué penitenciario federal será trasladado.