¿A qué estamos jugando Municipalidad?

La Municipalidad de SFVC centraliza áreas en un mismo edificio

La Municipalidad a contramano de lo que pregona con descomprimir el centro, instaló sus nuevas oficinas a metros de Casa de Gobierno. Ya se sabe que uno de los mayores dramas de Catamarca es el caos del tránsito, que se traduce en decenas de muertes prácticamente diarias, y miles de accidentes.

En ningún lugar de la provincia este desastre se observa con más claridad que en el microcentro, donde avanzar algunos metros en horarios pico es una odisea, y todos los santos días hay choques de motos, de autos y centenares de infracciones.

Toda la actividad se centra en el microcentro

Esto pasa porque la ciudad creció sin ninguna planificación, porque el parque automotor se multiplica cada vez más, porque nadie le hace caso a las reglas viales, pero sobre todo porque decenas de miles de catamarqueños van todos los días a los mismos lugares.
Casi toda la actividad, oficial, escolar, bancaria, comercial, se concentra en un pequeñísimo radio de pocas cuadras alrededor de la plaza 25 de Mayo, lo que hace del microcentro un lío fenomenal, un problema sin solución desde hace varios años.

¿Qué hacen el Gobierno y el Municipio capitalino frente a este desorden? Tratan de descomprimir el centro.

Es así que poco a poco se va mudando toda la Casa de Gobierno (ministerior enteros y muchas oficinas ya se reubicaron en los nuevos pabellones del CAPE), y también se avanza para sacar escuelas del casco céntrico, todo en un desesperado intento por reducir un tránsito desbordado y colapsado por donde se lo mire.

La Municipalidad con sus nuevas oficinas en pleno centro

En ese contexto irrefutable, asumido como un problemón por las mismas autoridades, el intendente Raúl Jalil decidió navegar contra la corriente y abrir nuevas oficinas municipales… ¡A cien metros de la Plaza 25 de Mayo!
Una locura, un contrasentido, y una burla a las propias acciones del municipio, que hace poco anunció incluso que iba a cambiar de lugar la escuela municipal El Principito (a pocos metros de la Jefatura de Policía, por calle San Martín), y ahora se desapacha con un centro burocrático en el corazón mismo de la ciudad.
Para colmo, en el nuevo centro municipal no va a haber oficinas formales a las que asisten sólo dos o tres funcionarios: allí van a estar la Secretaria de Planeamiento y Modernización, la Secretaría de Desarrollo Económico, la Caja de Crédito Municipal y… ¡la Mesa General de Entradas de la Municipalidad! En otras palabras, va a ir todo el mundo, por el trámite que sea.

Una idea tan brillante como el carbón, que no entendemos a quién se le ocurrió, cuando el mismísimo Jalil dijo en 500 discursos que había que descentralizar el tránsito.
Para completar el cuadro, el edificio (ubicado en la esquina de República y Maipú), ni siquiera es de la Municipalidad, que gastará fortunas mes a mes para alquilarlo y mantenerlo.
Que alguien explique qué hay detrás de este negocio o negociado, porque desde la lógica no hay forma de entenderlo.