Estudiantes goleó en Guayaquil y Juan Sebastián Verón completó la fiesta

Hizo los deberes, aunque no sabe si le alcanzará. Estudiantes consiguió la victoria que necesitaba para mantener chances de conseguir la clasificación a octavos de final de la Copa Libertadores, y la logró con creces. Fue 3-0 ante Barcelona en Guayaquil, en un escenario que suele ser complicado pero en la noche del jueves resultó sencillo. Eso sí: para seguir con aspiraciones, el Pincha precisará de más resultados.

Estudiantes salió decidido en Guayaquil a conseguir el triunfo. Con Damonte bien plantado dirigiendo el juego desde el círculo central, y con el también presidente Juan Sebastián Verón en el banco de suplentes por primera vez desde que en 2006 regresó al club, el equipo de Vivas mostró su actitud ofensiva ante un Barcelona ya clasificado.

A pesar del dominio inicial de los argentinos, la primera chance fue para Barcelona, con un tiro medido de Castillo desde afuera a los 13 minutos que Andújar despejó al córner en una gran intervención. E inmediatamente después, de nuevo el arquero fue fundamental para evitar el gol del local.

Había empezado a sufrir un poco Estudiantes, pero de repente armó una jugada que le hizo pegar el grito deseado. Iban 28 minutos cuando Dubarbier escapó a pura velocidad por izquierda y mandó un centro preciso al medio para la llegada, de frente al arco y sin oposición, de Toledo. Increíblemente el 9 no pudo convertir y su remate dio en el palo pero, por suerte para el Pincha, Cavallaro llegó a capturar el rebote para convertir el primer gol del partido.

A partir de la ventaja, Estudiantes consiguió algo de tranquilidad. Y aunque volvió a necesitar de algunas intervenciones de Andújar, de buena actuación, también estuvo cerca de ampliar la diferencia ante un rival que había dejado espacios para tratar de conseguir el empate.

En el segundo tiempo, con el respaldo del resultado a favor, el equipo argentino se asentó. Y llegó al segundo gol gracias a otra gran acción de Dubarbier: habilitó con un centro perfecto a Facundo Sánchez, quien entró con todo para cabecear al gol y poner el 2-0.

Nelson Vivas dispuso entonces los ingresos de Verón y Braña. Experiencia para terminar de cerrar un partido que se resolvía de manera más sencilla que lo esperado.

Y fue justamente la Brujita el que le puso el broche de oro a una noche perfecta de Estudiantes. Gambeteó por la derecha, llegó al fondo y mandó el centro atrás con el que Sánchez clavó el 3-0 definitivo para la victoria que necesitaba el equipo de Vivas.

El equipo platense debía ganarle a Barcelona y además aguardar que Botafogo no derrote al campeón vigente Atlético Nacional de Colombia, en Brasil, por la quinta y penúltima fecha del grupo 1, para conservar sus chances de clasificarse a los octavos de final de la Copa Libertadores de América.

El equipo que conduce Nelson Vivas se ubica ahora tercero con 6 unidades, mientras que Atlético Nacional está último con 3, Botafogo segundo con 7 y Barcelona, líder con 10.

A Estudiantes le quedará, para la última fecha, el jueves 25 de mayo, enfrentar a Botafogo de local. Habrá que ver cómo llegan los platenses a este encuentro.