Gracias a El Ancasti

Brillantes editorialistas tiene Diario El Ancasti, y no dejan de mejorar. A sus siempre agudos e independientes análisis de líder iluminado, le sumaron ahora el delicado arte del refrito, mezcla periodístico culinaria que consiste en inspirarse en notas ajenas para presentarlas como propias.
El ahora decano de la prensa catamarqueña -ya que a La Unión se la tragaron lentamente entre empresarios, Estado y Obispado-, siempre está un paso adelante, y no se queda en el Ctrl C-Ctrl V de copiar y pegar. Con sapiencia, da una vueltita de rosca y cambia las palabras para presentar notas ajenas como propias.
Lo viene haciendo muy seguido, y ya fue muy evidente con su Mirador Político del domingo último, que es curiosamente parecido al comentario publicado dos semanas antes por El Catucho.
Esta columna se ocupó de las empresas estatales, su fracaso operativo y su vigencia como posible método para eludir controles de gastos. La nota se tituló “El lado oscuro de la Luna” y se publicó el 29 de abril.
La columna de El Ancasti se ocupó de las empresas estatales, su fracaso operativo y su vigencia como posible método para eludir controles de gastos. La nota se tituló “la producción como caja negra” y se publicó el 14 de mayo.
Dos semanitas en parrilla guardaron la nota de Catamarca es Noticia para largarla como propia.
Veamos algunos parrafitos:
“Si hay una política en la cual el Gobierno provincial fracasó estrepitosamente, es en el mecanismo de creación de empresas estatales, que además de no alcanzar ninguna sus objetivos iniciales, permanecen en un nebuloso universo donde nadie aclara sus números, movimientos bancarios, responsables ni cuentas” (El Catucho)
“Aunque la ausencia de resultados satisfactorios concretos parece ser la principal dificultad para defender la mayoría de las Sociedades del Estado (SE) y Sociedades Anónimas con Participación Estatal Mayoritaria (SAPEM)” (El Mirador)
“Quizás las “empresas” son útiles porque con ellas se puede esquivar convenientemente la mayor parte de los controles de gastos, porque permiten comprar a dedo y beneficiar a amigos, y hacer negocios de toda clase sin la molesta burocracia de los expedientes” (El Catucho)
“Su existencia podría quizás justificarse en razones de orden social si no fuera por los prácticamente nulos controles que se ejercen sobre las millonadas del erario que el Ministerio de Producción deriva en forma sistemática a su funcionamiento” (El Mirador)
“Qué decir de CAMYEN, la empresa estatal minera que se presentó como socia de los grandes emprendimientos para que la Provincia ganara fortunas y, entre escándalo y escándalo, es un colador roto por donde se escapan miles de billetes del Gobierno” (El Catucho)
“Catamarca Minera y Energética Sociedad del Estado (CAMYEN) es tal vez el caso más emblemático” (El Mirador)
“Son pérdidas millonarias de todos los meses, porque no hay una sola de estas empresas que se mantenga de pie sola, y el Estado reparte y reparte millones para alimentarlas” (El Catucho)
“Es llamativo el financiamiento permanente con recursos públicos de estructuras societarias fracasadas como tales” (El Mirador)
Muy bueno el trabajo de El Ancasti, muy original. Agradecemos por actuar como amplificador de nuestras columnas y difundir nuestros puntos de vista. No deja de ser un reconocimiento. 
Sigan levantando, no citen la fuente, ustedes son amos y señores del periodismo. Gracias por dejarnos existir a la sombra de su sabiduría infinita.
No sean perezosos, porque la pereza es la madre de todos los vicios. Ya que para el Mirador se cansan, en la semana pongan media pila. Son 40 líneas de Cara & Cruz, tengan una idea propia.
La Visión del Catucho