Emmanuel Macron asumió como presidente de Francia

El nuevo mandatario aseguró que la Unión Europea será “reformada y relanzada” y que el mundo necesita de su país “más que nunca”.

Emmanuel Macron asumió  la presidencia de Francia con una ceremonia en el Palacio del Elíseo, una semana después de su decisiva vitoria en la segunda vuelta de las elecciones.

A los 39 años Macron es el presidente más joven en la historia del país y asume el cargo de manos del socialista François Hollande, que le deja un difícil legado económico y de lucha contra el terrorismo después de una serie de atentados que conmocionaron Francia en los últimos dos años.

Luego de traspasarle, entre otros, los códigos de las armas nucleares del país en una reunión proviada, el ex presidente abandonó el Elíseo.

En su primer discurso como jefe de Estado, Macron dijo que los franceses eligieron “la esperanza y el espíritu de conquista”. Además, prometió que la Unión Europea, golpeada por la inminente salida del Reino Unido del bloque, será “reformada y relanzada” durante su mandato. “El mundo y Europa necesitan a Francia ahora más que nunca y necesitan una Francia fuerte con un sentido de su propio destino”, señaló.

Tras el paso de mando, Macron se desplazó por la avenida de los Campos Elíseos hasta el Arco de Triunfo, donde rindió honores en el monumento al soldado desconocido, antes de darse un baño de multitudes con el público que había acudido pese a la lluvia intermitente.

Macron quiere reformar la economía francesa y superar la sensación de frustración que siente gran parte de los ciudadanos del país y que se reflejó en una campaña muy polarizada.

Europeísta convencido, el dirigente aspira a reforzar además los lazos con Alemania, su aliado estratégico en la Unión Europea, por lo que este mismo lunes viajará a Berlín para reunirse con la canciller Angela Merkel. También para mañana se espera el anuncio de su candidato a primer ministro.

La Presidencia de Macron representa una ruptura con la tradición política francesa. Es que el nuevo presidente fundó su movimiento ¡En Marcha! hace apenas un año y desbancó en la carrera presidencial tanto a socialistas como a conservadores, que se han alternado en el poder en el país desde el inicio de la V República.

En la segunda vuelta del 7 de mayo se impuso a la ultraderechista Marine Le Pen.